Las coincidencias en la Euforia del ciclo de GESTACIÓN

La Euforia del ciclo de GESTACIÓN tiene el siguiente dictamen:

Gualichu hará que la soberbia y la vanidad nuble la visión de los líderes. Nadie logrará percibir la decadencia que se avecina. Los enemigos buscarán fortalecerse y los nombres del Poder se oirán en todas partes.

La primera Euforia transcurre en las últimas décadas del siglo XVIII, desde 1782 a 1786, cuando los esclavos negros traidos de África son tratados como una mercancía más de las que circulan en los barcos. Un pequeño alivio a esos sufrimientos surgirá el 4 de noviembre de 1784 cuando por Real Orden la carimba, operación de marcar a los esclavos con un hierro candente, es suprimida.

 

La carimba, marcación de los esclavos con un hierro candente

Rosas y el apoyo que recibía de la comunidad de los negros

La segunda Euforia transcurre entre los 1841 y 1844 del gobierno de Rosas, cuando el caudillo trata de mantener todo su poder e influencia, a pesar de que las circunstancias locales e internacionales comienzan a cambiar en detrimento de su apogeo. Poco a poco, los líderes provinciales que lo apoyaban incondicionalmente, como Urquiza en Entre Ríos, irán percibiendo la decadencia del régimen y la necesidad de adaptarse a nuevas realidades. 

Platos ornamentados con la imagen de los tres Notables de la época: Mitre, Roca y Pellegrini

La tercera se extiende de 1895 a 1898, con la influencia decisiva de los Notables: Mitre, Roca y Pellegrini. En las antípodas, surge el socialismo y el anarquismo, molestias cada vez mayores para un poder que pretende minimizarlas. Y en el medio, luego del suicidio de su líder Alem, la Unión Cívica continuará con su indeclinable acción conspirativa alimentada con un espíritu esceptico con respecto a las posibilidades reales de una auténtica democracia.

 

  

 

Perón y Evita en 1950

La cuarta Euforia del ciclo de la GESTACIÓN corresponde a los años 1950 a 1952, cuando, en medio del apogeo de su gobierno, Perón es otra vez elegido,  merced a la reforma constitucional y a pesar de haberse manifestado anteriormente en contra de la reelección presidencial. Son años de gran protagonismo de su esposa Evita y su lucha contra las desigualdades sociales, hasta su muerte el 26 de julio de 1952.